12 sept. 2006

Templo del Cielo - parte 2

Aquí está la segunda parte de la primera excursión realizada en Beijing, la del parque del Templo del Cielo, un recinto que , como todo en China, está hecho a lo grande, da igual lo que construyeran, tenía que ser siempre de un tamaño colosal.

La entrada al parque que da acceso a las Bóvedas de Oraciones, es un placer perderse por sus alrededores.

Uno de los muchos caminos que recorren este precioso parque, el hecho de visitarlo en pleno otoño y al atardecer hacia que se respirara un aire de misticismo constante.


En las dos fotos de arriba se puede ver como muchos chinos acuden a este parque a relajarse, tocar instrumentos tradicionales chinos, y también exhibir estas habilidades para los turistas con el objetivo de ganarse unos yuenes. Aquí es donde nos ofrecieron gorras y camisetas de los próximos Juegos Olímpicos de Beijing 2008 a un precio irrisorio de 1 euro.

Una muestra más de la grandeza de este parque es que la vista no nos alcanzaba al final del recinto.

Según la gente del lugar este arbol tiene cientos de años y en su corteza se pueden apreciar dragones peleando por alcanzar la cima del arbol, aunque yo no acabo de verlos pero bueno.

Lo que más destaca de los monumentos y construcciones chinas es el hecho que incluso los más pequeños están llenos de pequeños detalles con sus propia mitología, como estos pequeños dragones que expulsan los malos espíritus del recinto.

Los dragones, siempre los dragones chinos, se encuentran en todas partes, en este caso en ésta placa de marmol, es una maravilla llena de detalles.

Vista desde lo alto del Altar Circular del camino que lleva a este recinto, lleno de portales y con unas vistas estupendas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que mellamó la atencion de esos dragones fue que jugaban con una especie de "bolas" (que mal suena eso).
E cuando descubrí que la ítica serie bola de dragón, entre otras, está basada mucho en el budismo.

Ivan dijo...

a mi no me explicaron el sentido del juego con las bolas esas, solo recuerdo el significado de los dragones que protegian la entrada a la ciudad prohibida